Ir al contenido principal

PREGUNTAS FRECUENTES

¿Tienes alguna pregunta? Aquí encontrarás algunas de las preguntas más comunes que se hacen y más.

Ver todas las preguntas frecuentes

  • Entendemos que usas nuestros productos alrededor de la gente, las mascotas y las cosas que amas. Por eso, queremos que tengas más información necesaria para hacer las mejores elecciones para tu familia.

  • Comienza con una necesidad del consumidor o una innovación que pensamos que te podría gustar. Recibimos el aporte de los consumidores, minoristas, proveedores y más. Luego, comenzamos el proceso de crear el producto, que incluye considerar cómo se utilizará, cómo debería funcionar, cómo sería el potencial ciclo de vida del producto y otros factores. Al utilizar nuestro sistema de clasificación desarrollado internamente, conocido como el proceso Greenlist™ de SC Johnson, los científicos trabajan para elegir los ingredientes en los que pueden confiar las familias, con una evaluación de estos en función de su impacto en el medio ambiente y la salud de los seres humanos. Luego, una vez que el producto está listo y ha cumplido con los estándares de calidad y rendimiento, nuestro equipo de fabricación lo produce de acuerdo con las especificaciones, y vuelve a someterse a pruebas de calidad.

    Al final del día, nuestro objetivo es siempre ofrecerte un producto en el que puedas confiar que cumpla con nuestra tradición de innovación y calidad. Para obtener más información sobre nuestro proceso Greenlist™, haz clic aquí.

  • SDS son las Hojas de datos de seguridad del material, y son exigidas por la ley para los productos químicos que se utilizan en la industria. Ya que el uso industrial es diferente al uso en el hogar, una SDS proporciona detalles necesarios en caso de que los productos se utilicen con mayor frecuencia, duración o concentración que tú en tu casa, por ejemplo, si una empresa de limpieza los utilizan en grandes cantidades o si se transportan a granel en un contenedor de 50 galones. Las SDS están diseñadas para el personal de emergencias o empresas que necesitan saber cómo manipular, almacenar o desechar productos en estas situaciones. Si bien no son completamente aplicables al uso normal del producto doméstico, proporcionamos acceso fácil a cada página del producto de este sitio para las personas que desean una SDS.

  • Cuando lanzamos nuestro programa de divulgación de ingredientes, el objetivo era utilizar un único sistema de nombres, la Nomenclatura Internacional de Ingredientes Cosméticos (International Nomenclature of Cosmetic Ingredients, INCI), para que sea simple. Como estos son términos que estás acostumbrados a ver en el maquillaje y productos de cuidado personal, pensamos que serían más comprensibles para la mayoría de las personas.

    Sin embargo, debido a que la INCI es específicamente para la industria del cuidado personal, algunos ingredientes que utilizamos no se encuentran la lista de la INCI. Además, es importante destacar que hemos trabajado con otras empresas del sector para definir un diccionario de ingredientes de la Consumer Specialty Products Association (CSPA). Está diseñado para ayudar a que todas las personas del sector de productos domésticos utilicen una nomenclatura uniforme de ingredientes.

    Como resultado, nuestra nomenclatura de ingredientes es una combinación entre la nomenclatura de la INCI y el diccionario de CSPA. En muchos casos, se superponen, pero en los casos en que no, intentamos utilizar el nombre utilizado más comúnmente dentro del sector o el nombre que los consumidores comprenderán mejor. Un ejemplo es la manera en que llamamos al agua cuando la utilizamos como ingrediente. El término según la INCI es aqua. Pero nosotros seguimos el diccionario de CSPA y simplemente la llamamos agua.

  • Ten en cuenta que todos los materiales son "sustancias químicas". Las sustancias químicas son la base de todo, incluida la comida, la ropa y el aire que respiramos. Por ejemplo, el agua es una combinación de las sustancias químicas hidrógeno y oxígeno (H2O), y el aire es una mezcla de nitrógeno, oxígeno, dióxido de carbono y otros gases. Además, existen muchas sustancias químicas naturales que son tóxicas, como el arsénico y el cianuro. Otro aspecto importante es que a veces un ingrediente sintético es una mejor opción por varios motivos, incluida la sustentabilidad. Por ejemplo, utilizar un ingrediente natural que es escaso, como el sándalo, podría acabar con lo que poco que quedase. Por lo tanto, utilizar materiales sintéticos prácticamente ilimitados puede demostrar una actitud más responsable. SC Johnson utiliza ingredientes naturales, pero solo cuando cumplen con nuestras normas.

  • Las dos son importantes, pero la cantidad es clave. Piénsalo de esta manera: casi todo el mundo estaría de acuerdo en que el agua es una sustancia química inofensiva. Pero incluso hasta el agua puede ser mortal si la bebes en exceso. Lo importante en el desarrollo del producto es seleccionar la sustancia química adecuada para lograr el objetivo y utilizar el porcentaje mínimo efectivo de ingredientes clave, y así lograr el resultado deseado.

  • Si bien algunas sustancias químicas, como los asbestos o el arsénico, son muy peligrosas o "tóxicas", casi todas las sustancias químicas tienen algún grado de toxicidad asociado. Tomemos la sal de mesa o sodium chloride como ejemplo. Cuando se utiliza con moderación, la sal de mesa simplemente hace que la comida tenga un mejor sabor. Pero si consumes una cantidad excesiva de sal de mesa, puede ser un factor en la presión arterial alta. Entonces, ¿es tóxica? La respuesta es: La sal de mesa PUEDE ser tóxica si se usa en exceso, pero usada con moderación, NO es tóxica. Lo importante es la cantidad o dosis que se utiliza.

  • Esta es una gran pregunta y es posible que hayas escuchado este debate ya que se relaciona con normas y leyes relacionadas con los productos químicos. "Peligro" se refiere a la propiedad de un ingrediente. Por ejemplo, el peligro de la sal de mesa es que puede contribuir a la presión arterial alta. "Riesgo" se refiere a la PROBABILIDAD de que suceda algo peligroso. Para seguir con el ejemplo de la sal de mesa, el riesgo de la presión arterial alta es bajo si no consumes mucha sal. Entonces, el riesgo se refiere al grado de peligro que tiene un ingrediente Y a la dosis que una persona recibe, es decir, la cantidad y la duración de la exposición en el tiempo. Algunas personas sostienen que los ingredientes con algún nivel de peligro son perjudiciales. Pero tal como sucede con el ejemplo de la sal de mesa, muchas veces los peligros pueden ser fáciles de manejar.

    En SC Johnson, tenemos un enfoque basado en el riesgo. Esto significa que:

    •  Asegurar que los ingredientes con propiedades peligrosas se limiten a niveles seguros y mantengan la concentración más baja para el trabajo a realizar, tal como lo exigen las leyes locales.

    •  Diseñar productos que actúen rápidamente, para reducir la cantidad y la duración de la exposición.

    •  Diseñar envases que disminuyan la exposición, por ejemplo, al asegurar que un producto que podría desencadenar una alergia en la piel sea envasado en un contenedor a prueba de fugas.

    •  Diseñar aerosoles para disminuir la inhalación, por ejemplo, al crear gotas más grandes del limpiador para que caigan a la superficie a limpiar, en vez de quedarse en el aire.

    •  Proporcionar instrucciones claras en las etiquetas para evitar el mal uso que podría aumentar el riesgo asociado con el uso de un producto. Las etiquetas se colocan por un motivo. Por lo tanto, asegúrate de leerlas y seguir las instrucciones.

  • Trabajamos conjuntamente con nuestros proveedores de fragancias para asegurarnos de que hemos evaluado la seguridad de los ingredientes de las fragancias, para el medio ambiente y la salud humana. Cumplimos con los requisitos regulatorios de los países en los que operamos, así como las normas especificadas por la Asociación Internacional de Fragancias (IFRA).

    Además, en SC Johnson, profundizamos la revisión de los ingredientes de fragancias. Los evaluamos no solo conforme con las normas de la IFRA, sino también conforme con nuestras propias normas. Comenzamos con la lista de la IFRA y luego aplicamos nuestros propios requisitos internos. Estos requisitos internos ponen la mirada sobre los mismos criterios que la IFRA, como la carcinogenia, mutagenia o toxicidad reproductiva, pero en SC Johnson podemos tener una visión diferente de un ingrediente. En algunos casos, podemos incluso considerar factores adicionales como la confianza del consumidor en algunos ingredientes u otros puntos de vista científicos.

  • No, en algunas circunstancias especiales, permitimos el uso de ingredientes con calificación 0, pero generalmente con una restricción de tiempo sobre su uso. Sin embargo, no es fácil conseguir estas excepciones. Primero, la solicitud se debe hacer a nuestro jefe de seguridad global de productos y asuntos ambientales con una explicación sobre por qué es necesario y una fecha de salida propuesta. Si se aprueba, también debe ser aprobado por el jefe de sostenibilidad.

  • Primero, es importante destacar que si se otorga una excepción, es porque, a pesar de que tenemos inquietudes sobre el ingrediente en SC Johnson, la evidencia sugiere que se puede utilizar en forma segura en determinados niveles, que no excedemos. En ese caso, podríamos otorgar una excepción por varios motivos, como:

    • Si descubriéramos que un proveedor añade un ingrediente con calificación 0 a otro producto que compramos y necesitamos una excepción hasta que pueda cambiar la fórmula y eliminarlo del producto.
    • Si adquiriéramos una marca o un producto y descubriéramos que incluye materiales con calificación 0, y necesitamos una excepción hasta que podamos reformularlo.
    • En el caso de los productos registrados, si un producto fuese reformulado para eliminar un material con calificación 0, pero estuviéramos a la espera de la aprobación de la nueva fórmula por parte de la agencia reguladora adecuada.

  • No en todos los casos. Los productos elaborados con materiales naturales pueden tener más alérgenos que los productos elaborados con materiales sintéticos. Por ejemplo, las fragancias elaboradas con materiales a base de fragancias naturales pueden contener alérgenos en niveles más altos que las fragancias elaboradas principalmente con materiales sintéticos.

  • Estos ingredientes son componentes comunes de muchas fragancias, especialmente aquellas que se basan en aceites esenciales, como las fragancias de pino, florales y cítricas. Según la fragancia en particular, nuestras fórmulas pueden contener algunos de estos materiales. Se han determinado niveles seguros que no resultarán en efectos alérgicos y son la base de las normas de la IFRA desarrolladas para los 26 materiales. Nuestras fragancias utilizan estos materiales en las menores concentraciones posibles al crear la fragancia y siempre por debajo de los niveles de seguridad establecidos por las normas de la IFRA y de acuerdo con las leyes aplicables. Siempre que uno o más de los 26 alérgenos de la UE estén en uso, cada uno de estos 26 alérgenos está claramente declarado en la etiqueta del producto, tal como lo requiere la ley.

    Si bien existe una serie de nomenclaturas diferentes para estos alérgenos, a continuación, se detallan sus nombres comunes según la Directiva de Cosméticos de la UE:

    •  2-Benzylideneheptanal (Amyl cinnamal)
    •  Benzyl alcohol
    •  Cinnamyl alcohol
    •  3,7-Dimethyl-2,6-octadienal (Citral)
    •  Phenol, 2-methoxy-4-(2-propenyl) (eugenol)
    •  Hydroxycitronellal
    •  Phenol, 2-methoxy-4-(1-propenyl)- (Isoeugenol)
    •  2-Pentyl-3-phenylprop-2-en-1-ol (Amylcinnamyl alcohol)
    •  Benzyl salicylate
    •  2-Propenal, 3-phenyl- (Cinnamal)
    •  2H-1-Benzopyran-2-one (coumarin)
    •  2,6-Octadien-1-ol, 3,7-dimethyl-, (2E)- (geraniol)
    •  3 y 4-(4-Hydroxy-4-methylpentyl) cyclohex-3-ene-1-carbaldehyde (Hydroxyisohexyl 3-cyclohexene carboxaldehyde) (HICC or Lyral®)  
    •  4-Methoxybenzyl alcohol (Anise alcohol)
    •  2-Propenoic acid, 3-phenyl-, phenylmethyl ester (Benzyl cinnamate)
    •  2,6,10-Dodecatrien-1-ol, 3,7,11-trimethyl- (Farnesol)
    •  2-(4-tert-Butylbenzyl) propionaldehyde (Butylphenyl methylpropional)
    •  1,6-Octadien-3-ol, 3,7-dimethyl- (Linalool)
    •  Benzyl benzoate
    •  3,7-dimethyloct-6-en-1-ol (Citronellol)
    •  2-Benzylideneoctanal (Hexyl cinnamal)
    •  4R)-1-Methyl-4-(1-methylethenyl)cyclohexene (limonene)
    •  Methyl heptin carbonate (Methyl 2-octynoate)
    •  3-Methyl-4-(2,6,6-trimethyl-2-cyclohexen-1-yl)-3-buten-2-one (alpha-Isomethyl ionone)
    •  Evernia prunastri extract (oak oss extract)
    •  Evernia furfuracea extract (treemoss extract)

  • Algunas personas son alérgicas a algunas fragancias u otros ingredientes de un producto. Si tienes alergias, te recomendamos que te comuniques con tu médico para analizar este tema en profundidad. Es posible que también quieras comunicarte con nuestra línea de ayuda de productos de consumo de SC Johnson que contienen estos ingredientes o fragancias, y pueden ayudarte a determinar cuáles serían más adecuados para ti. Puedes llamar al 800-558-5252.

  • Los consumidores nos dicen que adoran las fragancias, porque contribuyen a que un hogar sea especial. Pueden refrescar el aire o dar la sensación que todos desean, la de un ambiente recién limpiado. Hacemos productos libres de fragancias para las personas que los prefieren así, pero la mayoría de las pruebas que hacemos muestran que la mayoría de las personas adoran los productos domésticos con fragancia.

  • Si bien la paleta de fragancias de SC Johnson tiene aproximadamente 1.300 ingredientes, es importante recordar que excluimos alrededor de 2.000 ingredientes utilizados comúnmente debido a que no cumplían con las normas de SC Johnson. Una fragancia típica a base de aceite podría tener 50 ingredientes diferentes; una fragancia compleja puede ser una mezcla de 50 a 200. Tener una paleta de 1.300 opciones brinda a nuestros expertos en perfumes un gran espacio para la creatividad, para que puedan desarrollar las increíbles fragancias que esperas.

  • Como empresa familiar, no hay nada más importante que la salud y seguridad de las familias que utilizan los productos de SC Johnson. Ese es el motivo por el que somos una de las primeras empresas en crear información específica sobre los ingredientes disponible para nuestros clientes y por el que seguimos comprometidos en una comunicación transparente con los clientes sobre qué ingredientes contienen nuestros productos. Trabajamos arduamente para elegir los ingredientes en los que pueden confiar las familias, con una evaluación de estos en función de su impacto en el medio ambiente y la salud de los seres humanos. Para ver en detalle nuestra opinión sobre la divulgación de los ingredientes y las fragancias, haz clic aquí.

  • Hoy en día, nos dicen con frecuencia que utilicemos siempre productos naturales. Desde la comida hasta la ropa y otros productos, la gente suele creer que los ingredientes naturales son más sanos o ayudan a mantener los recursos y el medio ambiente. Y, sabemos que te sorprenderás, pero, no siempre es así. De hecho, generalmente los productos sintéticos no son más tóxicos que los naturales.

    D-Limonene es un ejemplo. El d-Limonene se encuentra en muchos materiales a base de fragancias naturales y es un componente de las cáscaras de cítricos. Sin embargo, el d-Limonene puede causar alergias en la piel y puede ser potencialmente tóxico para los organismos que se encuentran en los cursos fluviales, según la dosis. Muchos otros ingredientes de fragancias naturales tienen el mismo peligro. De hecho, la cantidad de d-Limonene en una cáscara de naranja es suficiente para que sea clasificado como “perjudicial”, por el riesgo de alergia en la piel, según la Unión Europea, Y con el símbolo del “árbol y pez muertos” por ser peligroso para el medio ambiente. Este es el mismo etiquetado que tienen las etiquetas de muchos productos domésticos que utilizan d-Limonene sintético.

    Entonces, ¿se debería evitar por completo el uso de materiales a base de fragancias naturales? No, pero tampoco se debería evitar el uso de ingredientes sintéticos con un perfil similar o mejor. Mientras que el ingrediente de una fragancia se utilice en una concentración adecuada en un producto, no debería haber problemas con su uso. Y corresponde tanto a los ingredientes sintéticos como a los naturales.

  • En SC Johnson entendemos que usas nuestros productos alrededor de la gente, las mascotas y las cosas que amas. Es por eso que trabajamos arduamente para evaluar nuestros ingredientes en función, en parte, de su impacto en el medio ambiente y la salud humana, e informamos sobre estos abiertamente. Todos los productos de SC Johnson que son etiquetados como "sin fragancia" o "libre de fragancia" no contienen ingredientes de perfumes o fragancias. En una cantidad limitada de productos etiquetados como "sin perfume", se utiliza una fragancia formulada específicamente para neutralizar cualquier aroma que resulte de los ingredientes del producto para que resulte en un producto que no tenga fragancia. Para obtener más información, visita en este sitio la sección de Fragancias.

  • Hemos creado nuestro proceso Greenlist™ en el 2001 para ayudar a nuestros científicos a elegir ingredientes en los que las familias pueden confiar (evaluándolos según su impacto en el medio ambiente y en la salud humana). Como parte del proceso SC Johnson Greenlist™ revisamos nuestros ingredientes anualmente.

    Cuando los científicos de SC Johnson crean un producto nuevo o una fórmula nueva, trabajan para seleccionar las materias primas con las mejores calificaciones posibles. Las reformulaciones deben usar ingredientes que tengan calificaciones iguales o mejores que la fórmula original.

    Seguimos validando y mejorando el proceso de SC Johnson Greenlist™. Fue revisado por organizaciones tales como el World Wildlife Fund. También recibió reconocimiento con diversos premios. Puedes obtener más información sobre el proceso SC Johnson Greenlist™ aquí.

  • En algunos casos, desafortunadamente, debemos hacerlo. Debemos cumplir con los requisitos ambientales, de seguridad y gubernamentales para nuestros productos, y la ley exige las pruebas para algunos productos, pero estamos trabajando para lograr cumplir con estos requisitos y seguir reduciendo continuamente las pruebas en animales. Sabemos que algunas compañías dicen que "no hacen pruebas en animales", pero eso no es muy convincente para nosotros, ya que muchas veces es una exigencia legal. Que una compañía diga que no hace pruebas no significa que los ingredientes no han sido estudiados, la gran mayoría de los ingredientes que se utilizan en productos han sido sometidos a pruebas de toxicidad. Pero algunas compañías eluden este asunto porque sus materias primas han sido probadas por los proveedores a los que les compran o por otros proveedores terceros. En SC Johnson, nos importa la honestidad y la transparencia en nuestras afirmaciones. Por lo tanto, no haremos generalizaciones ni afirmaciones demasiado amplias que impliquen cosas que no son ciertas. Sabemos que es posible que algunas personas decidan no elegir los productos de SC Johnson por su pasión con respecto a este tema. Pero nos gustaría que nos dieras una oportunidad, ya que continuamos siendo una de las compañías que trabajan arduamente para impulsar los avances en esta área. Puedes leer más acerca de nuestras opiniones aquí.

  • No necesariamente. Los remedios "naturales" o caseros no son necesariamente más seguros, efectivos o más bajos en alérgenos. De hecho, muchos productos naturales se someten a pruebas científicas limitadas o a ninguna prueba científica en comparación con los estudios toxicológicos exhaustivos que compañías como SC Johnson exigen para las formulaciones de sus productos.

  • Nuestros productos son regulados por tantas leyes y normas que sería imposible enumerarlas aquí. Las más importantes son:

    (1) La Ley Federal de Sustancias Peligrosas (Federal Hazardous Substances Act, FHSA), que es administrada por la Comisión de Seguridad de Productos para el Consumidor, requiere que los productos sean etiquetados para que indiquen los potenciales peligros para seres humanos como inflamabilidad, toxicidad, corrosión e irritación. Nuestras etiquetas indican que nuestros productos presentan pocos de estos riesgos, en caso que haya alguno.

    (2) La Ley de Control de Sustancias Tóxicas (Toxic Substances Control Act, TSCA) exige que todos los ingredientes sean evaluados y aprobados por la Agencia de Protección Ambiental antes de que se utilicen en los productos.

    (3) La Ley de Aire Limpio (Clean Air Act, CAA) y las leyes estaduales correspondientes, que regulan la cantidad de compuestos orgánicos volátiles (VOC) que pueden contener los productos.

    (4) La propuesta 65 del estado de California, que exige que los productos cuenten con advertencias si contienen sustancias que el estado sabe que provocan cáncer o defectos de nacimiento.

  • Los tintes, los conservantes y las fragancias brindan valiosos beneficios. Los tintes pueden ser una señal visual importante que te ayuda a saber que estás utilizando el producto que pretendías utilizar. O en el caso de los productos como las velas, los tintes pueden ayudarte a combinarlas con los colores de la decoración de tu casa. Los conservantes evitan el crecimiento de microbios en los productos que se almacenan en una casa o una tienda. Esto ayuda a que los productos duren más y funcionen mejor, sin estropearse. Por último, muchas personas asocian una fragancia fresca con un hogar limpio y acogedor, y buscan específicamente productos que ofrezcan este beneficio adicional.

  • El d-Limonene es un material de fragancia esencial que se destila del aceite extraído de las cáscaras de cítricos. Muchas de nuestras fragancias contienen pequeñas cantidades de d-Limonene.  Existen algunas inquietudes sobre el uso de d-Limonene ya que a veces puede causar sensibilidad en la piel o alergias al contacto. El d-Limonene es uno de los 26 alérgenos de la UE, que es una lista de componentes de fragancias comunes que potencialmente pueden causar reacciones en la piel en personas que ya son alérgicas a estos materiales.

    Sin embargo, conforme a las normas de la IFRA, exigimos que los ingredientes de las fragancias solo se utilicen en concentraciones que no hayan mostrado respuestas alérgicas en personas que no son sensibles a estos materiales. Además, tal como lo exige la ley, cuando se utiliza d-Limonene, esto se indica claramente en la lista de ingredientes en la etiqueta del producto correspondiente.

  • Los glycol ethers son una familia de ingredientes. Mientras que se ha demostrado que algunos glycol ethers causan daño reproductivo, eso no es así para toda la familia de ingredientes. SC Johnson SOLO permite fragancias con glycol ethers que están a la altura de las normas de la Asociación Internacional de Fragancias y las propias normas de SC Johnson. 

  • Los parabens son una familia de conservantes que se utilizan ampliamente en los cosméticos. Algunas de nuestras fragancias contienen pequeñas cantidades de parabens para conservar la fragancia y la fórmula. Si bien una pequeña cantidad de personas tienen alergia a los conservantes, estos juegan un papel importante. Sin estos, muchos productos no se podrían conservar por más de una semana o dos sin que se contaminaran por bacterias, moho o levadura. Por lo tanto, creemos que la adición de conservantes en la cantidad efectiva más pequeña tiene sentido. Solo utilizamos parabens que están a la altura de las normas de la Asociación Internacional de Fragancias  y las propias normas de SC Johnson.

  • Phthalates son una gran familia de ingredientes que pueden tener varios usos. Nuestra paleta de fragancias no incluye phthalates. En 2008, comenzamos a exigir que los proveedores eliminaran los phthalates de las fragancias que suministraban para los productos de SC Johnson.

  • Durante muchos años, el musk se extraía para las fragancias de las glándulas del ciervo almizclero macho. Pero en las últimas décadas, los synthetic musks han reemplazado a los musks naturales por motivos económicos y éticos. Polycyclic y nitromusks son dos tipos de synthetic musks. Las fragancias de SC Johnson no utilizan nitromusks, los cuales han sido vinculados a problemas reproductivos. Utilizamos polycyclic musks (como por ejemplo, Galaxolide y Tonalide), que son normalmente utilizados en productos domésticos y cosméticos, y no son clasificados como tóxicos ni bioacumulativos, lo que significa que no son conocidos por acumularse en el medio ambiente.

    Dicho eso, algunos estudios recientes detectaron estos polycyclic musks en muestras de sangre y leche materna. Cuando vemos información nueva como esa, tenemos sumo cuidado en el análisis de un ingrediente, pero aún no hemos visto ninguna indicación científica de los efectos adversos de los polycyclic musks en los niveles de nuestras fragancias. Al igual que con todos nuestros ingredientes, si surge información científica nueva sobre los polycyclic musks, la evaluaremos científicamente, y, donde sea apropiado realizaremos cambios a nuestra paleta de fragancias.