Saltar a contenido principal

PREGUNTAS FRECUENTES

¿Tiene una pregunta en mente? Aquí encontrará algunas de las preguntas habituales que hace la gente, y mucho más.

Ver todas las preguntas frecuentes

  • Sabemos que utiliza nuestros productos cerca de las personas, las mascotas y las cosas que quiere. Por lo tanto, queremos que tenga la información que necesita para tomar las mejores decisiones para su familia.

  • Comienza con una necesidad del consumidor o con una innovación que pensamos podría gustarle. Obtenemos retroalimentación de los consumidores, vendedores minoristas, proveedores y muchos más. Luego, comenzamos el proceso de crear el producto, lo cual comprende considerar cómo se usará, cómo deberá funcionar, su ciclo de vida potencial y otros factores. Utilizando el sistema de clasificación que hemos desarrollado internamente, conocido como el proceso Greenlist™ de SC Johnson, los científicos seleccionan familias de ingredientes en los que podemos confiar, evaluándolos según su impacto en el medioambiente y en la salud humana. Una vez que el producto está listo y ha cumplido nuestros estándares de desempeño y calidad, nuestro equipo de manufactura lo produce conforme a las especificaciones y luego es sometido de nuevo a pruebas de calidad.

    A final de cuentas, nuestro objetivo siempre es darle un producto en el que pueda confiar y que esté a la altura de nuestra tradición de innovación y calidad. Para conocer más sobre nuestro proceso Greenlist™, haga clic aquí.

  • Las hojas de datos de seguridad o SDS son requeridas por la ley para las sustancias químicas utilizadas en la industria. Dado que el uso industrial es distinto del uso doméstico, una hoja de datos de seguridad presenta detalles requeridos cuando los productos se utilizan con mayor frecuencia, duración o concentración que el uso típico en el hogar; por ejemplo, si una compañía utiliza grandes cantidades para la limpieza comercial o si se envía a granel en un contenedor de 50 galones. Las hojas de datos de seguridad están diseñadas para las compañías o para el personal de emergencia, quienes necesitan saber cómo manejar, almacenar o desechar productos en estas situaciones. Aunque no corresponden de manera precisa al uso normal del producto en el hogar, brindamos fácil acceso a cada página de producto en este sitio para quienes quieran una hoja de datos de seguridad.

  • Cuando primero lanzamos nuestro programa de divulgación de ingredientes, nuestro objetivo era usar un solo sistema de nomenclatura, la Nomenclatura Internacional de Ingredientes Cosméticos (International Nomenclature of Cosmetic Ingredients, INCI), por cuestión de sencillez. Estos son términos que usted está acostumbrado a ver en maquillaje y productos personales, así que pensamos que serían los más comprensibles para la mayoría de las personas.

    Sin embargo, como la nomenclatura INCI es específica para la industria del cuidado personal, algunos de los ingredientes que usamos no se encuentran en la enumeración de INCI. En esos casos, recurrimos al diccionario de ingredientes que comparte la industria de productos domésticos de EE. UU. Formamos parte de la colaboración industrial a través de la Asociación de Productos Especializados de Consumo (Consumer Specialty Products Association, CSPA) que determinó esa nomenclatura.

    Como resultado, los nombres de nuestros ingredientes son una combinación de la nomenclatura global INCI y del diccionario de CSPA estadounidense. En muchos casos coinciden, pero cuando no es así, nuestro objetivo es usar el nombre de uso más común dentro de nuestra industria o el que será más comprensible para los consumidores. Un ejemplo es cómo nos referimos al agua cuando se usa como ingrediente. El término de INCI es “aqua”. Seguimos el diccionario de CSPA y simplemente le llamamos “agua”.

  • Recuerde que todos los materiales son “sustancias químicas”. Las sustancias químicas son los componentes básicos de todo, incluso de nuestra comida, nuestra ropa y el aire que respiramos. Por ejemplo, el agua es una combinación de hidrógeno y oxígeno (H2O) y el aire es una mezcla de nitrógeno, oxígeno, dióxido de carbono y otros gases. Además, hay una gran variedad de sustancias químicas que se encuentran en la naturaleza y que son tóxicas, como el arsénico y el cianuro. Es importante indicar que, en ocasiones, un ingrediente sintético es una mejor opción por diversas razones, incluida la sustentabilidad. Por ejemplo, si no se extrae en forma sustentable, el uso de un ingrediente natural, como el aceite de palma, puede ocasionar efectos negativos como la deforestación. En estos casos, el uso de un sustituto sintético podría ser más responsable. SC Johnson utiliza ingredientes que se encuentran en la naturaleza, pero solo cuando cumplen nuestros estándares.

  • Ambas son importantes, pero la cantidad es la clave. Piense en ello de esta manera: Casi todos estarían de acuerdo en que el agua es una sustancia química inocua. Sin embargo, incluso el agua puede ser mortal si la bebe en demasía. Lo importante en el desarrollo de productos es seleccionar la sustancia química correcta para lograr el objetivo y utilizar el menor porcentaje efectivo de los ingredientes clave para obtener el resultado deseado.

  • Aunque algunas sustancias químicas, como el asbesto y el arsénico, son muy peligrosas o “tóxicas”, casi todas las sustancias químicas tienen cierto grado de toxicidad. Tomemos la sal de mesa, o cloruro de sodio, como ejemplo. Al usarse con moderación, la sal de mesa le da mejor sabor a la comida. Sin embargo, si se consume en demasía, la sal de mesa puede ser un factor de hipertensión arterial. Entonces, ¿es tóxica? La respuesta es: La sal de mesa PUEDE ser tóxica si se usa en exceso, pero NO es tóxica cuando se usa con moderación. Lo importante es la cantidad utilizada, o dosis.

  • Esta es una excelente pregunta y en ocasiones escuchará este debate en relación con las leyes y reglamentaciones químicas. “Peligro” es una propiedad de un ingrediente. Por ejemplo, el peligro de la sal de mesa es que puede contribuir a la hipertensión arterial. “Riesgo” es la PROBABILIDAD de que ocurra el peligro. Utilizando la sal de mesa como ejemplo, el riesgo de hipertensión arterial es bajo si no consume demasiada sal. Por lo tanto, el riesgo tiene que ver con el grado de peligro de un ingrediente Y la dosis que recibe una persona, es decir, a la cantidad y el tiempo de exposición. Algunas personas aducen que los ingredientes con cualquier peligro son nocivos. Sin embargo, como en el caso de la sal de mesa, los peligros muchas veces pueden controlarse con facilidad.

    En SC Johnson, seguimos un método basado en el riesgo. Esto significa:

    •  Asegurar que los ingredientes por propiedades peligrosas sean restringidos a niveles seguros y en la menor concentración necesaria para el fin requerido, según lo determinen las leyes locales.

    •  Diseñar productos que actúen con rapidez, para así reducir la cantidad y el tiempo de exposición.

    •  Diseñar envases que reduzcan la exposición, por ejemplo, asegurando que un producto que podría causar una alergia en la piel tenga un envase a prueba de fugas.

    •  Diseñar los atomizadores para minimizar la inhalación, por ejemplo, creando gotas de limpiador más grandes que caigan sobre la superficie a limpiar en lugar de permanecer suspendidas en el aire.

    •  Presentar instrucciones claras en la etiqueta para evitar formas de uso indebido que pudieran incrementar el riesgo asociado con el uso del producto. Las etiquetas están presentes por una buena razón. Asegúrese de leer y seguir las instrucciones.

  • Trabajamos muy cerca de nuestros proveedores de fragancias para asegurarnos de que hemos evaluado los ingredientes de nuestras fragancias, por el bien de la salud humana y del medioambiente. Cumplimos los requisitos reglamentarios de los países en los cuales operamos, así como también, los estándares específicos de la IFRA (Asociación Internacional de Fragancias).

    En SC Johnson, llevamos la revisión de los ingredientes de las fragancias a un nivel más alto. No solamente los evaluamos conforme a las normas de la IFRA, sino también de acuerdo a nuestros propios estándares, los cuales pueden contemplar los ingredientes de una manera diferente. Comenzamos con la lista de la IFRA y luego aplicamos nuestros requisitos internos. Estos requisitos pueden considerar los mismos criterios de la IFRA, como carcinogenicidad, mutagenicidad o toxicidad reproductiva, pero en SC Johnson podemos adoptar una perspectiva distinta con respecto a un ingrediente. En algunos casos, también podemos considerar factores adicionales, como la confianza que los consumidores tienen en los ingredientes y otros puntos de vista científicos.

  • No. En ciertas circunstancias especiales, sí permitimos usar ingredientes no admisibles, pero generalmente designamos una restricción de tiempo sobre su uso. Sin embargo, estas excepciones no son fáciles de obtener. Primero debe presentarse la solicitud al jefe de nuestro departamento global de seguridad de productos y asuntos medioambientales, con una explicación de por qué es necesario y una fecha de salida propuesta. Si se aprueba, también debe ser aprobado por el director de sostenibilidad.

  • Primero, es importante observar que si se concede una excepción es porque, a pesar del hecho de que tenemos dudas acerca del ingrediente aquí en SC Johnson, las pruebas sugieren que puede usarse de manera segura en determinados niveles, los cuales no excedemos. En ese caso, podríamos conceder una excepción por razones como las siguientes:

    • Descubrimos que un proveedor está agregando un ingrediente no admisible a algún otro artículo que compramos y necesitamos una excepción hasta que podamos cambiar la fórmula para retirarlo.
    • Adquirimos una marca o un producto y descubrimos que incluye materiales que consideramos como no admisibles, entonces necesitamos una excepción hasta que podamos reformularlo.
    • Para los productos registrados, un producto ha sido reformulado para eliminar un material no admisible, pero estamos a la espera de la aprobación de la fórmula nueva de parte de la entidad normativa correspondiente.

  • No en todos los casos. Los productos hechos con materiales naturales pueden tener más alérgenos que aquellos hechos con materiales sintéticos. Por ejemplo, las fragancias hechas con materiales a base de fragancias naturales pueden contener mayores niveles de alérgenos que aquellas hechas principalmente con materiales sintéticos.

  • Estos ingredientes son componentes comunes de muchas fragancias, en especial de aquellas a base de aceites esenciales, como las fragancias cítricas, florales y de pino. Dependiendo de cada fragancia en particular, nuestras fórmulas pueden contener algunos de estos materiales. Los niveles de seguridad que no ocasionarán efectos alérgicos han sido determinados y son la base de las normas de la IFRA desarrolladas para los 26 componentes. Nuestras fragancias usan estos materiales en las concentraciones más bajas posibles para crear la fragancia, siempre por debajo de los niveles de seguridad establecidos por las normas de la IFRA y conforme a las leyes vigentes. Siempre que se use uno o más alérgenos EU 26, cada uno de estos alérgenos EU 26 se declarará claramente en la etiqueta del producto, según lo exige la ley.

    Si bien existen varias nomenclaturas para estos alérgenos, a continuación se indican sus nombres comunes según se citan en la Directiva sobre Cosméticos de la Unión Europea:

    •  2-Benzylideneheptanal (Amyl cinnamal)
    •  Benzyl alcohol
    •  Cinnamyl alcohol
    •  3,7-dimethyl-2,6-octadienal (citral)
    •  Phenol, 2-methoxy-4-(2-propenyl) (eugenol)
    •  Hydroxycitronellal
    •  Phenol, 2-methoxy-4-(1-propenyl)- (Isoeugenol)
    •  2-Pentyl-3-phenylprop-2-en-1-ol (Amylcinnamyl alcohol)
    •  Benzyl salicylate
    •  2-Propenal, 3-phenyl- (Cinnamal)
    •  2H-1-Benzopyran-2-one (coumarin)
    •  2,6-Octadien-1-ol, 3,7-dimethyl-, (2E)- (geraniol)
    •  3 y 4-(4-Hydroxy-4-methylpentyl) cyclohex-3-ene-1-carbaldehyde (Hydroxyisohexyl 3-cyclohexene carboxaldehyde) (HICC o Lyral®)  
    •  4-Methoxybenzyl alcohol (Anise alcohol)
    •  2-Propenoic acid, 3-phenyl-, phenylmethyl ester (Benzyl cinnamate)
    •  2,6,10-Dodecatrien-1-ol, 3,7,11-trimethyl- (Farnesol)
    •  2-(4-tert-Butylbenzyl) propionaldehyde (Butylphenyl methylpropional)
    •  1,6-Octadien-3-ol, 3,7-dimethyl- (Linalool)
    •  Benzyl benzoate
    •  3,7-dimethyloct-6-en-1-ol (Citronellol)
    •  2-Benzylideneoctanal (Hexyl cinnamal)
    •  (4R)-1-Methyl-4-(1-methylethenyl)cyclohexene (limonene)
    •  Methyl heptin carbonate (Methyl 2-octynoate)
    •  3-Methyl-4-(2,6,6-trimethyl-2-cyclohexen-1-yl)-3-buten-2-one (alpha-Isomethyl ionone)
    •  Evernia prunastri extract (extracto de musgo de roble)
    •  Evernia furfuracea extract (extracto de musgo)

  • Algunas personas tienen alergias a ciertos ingredientes. Si tiene estas alergias, le recomendamos que hable con su médico con mayor detalle sobre este asunto. También puede comunicarse con nuestra línea telefónica de ayuda sobre productos para consumidores antes de utilizar productos SC Johnson, ya que podrán ayudarlo a determinar cuáles serían las mejores opciones para usted. Puede comunicarse con ellos por teléfono al 0 -800-12372.

  • Todos los productos para la limpieza del hogar contienen alérgenos que afectan a la piel. SC Johnson tiene cuidado de utilizar ingredientes con alérgenos que afectan a la piel únicamente en cantidades tan pequeñas que sería muy poco probable generar una nueva alergia en la piel o desencadenar una reacción alérgica en la piel cuando se emplean como se indica.

  • Estamos comprometidos a compartir lo que contienen nuestros productos de manera que las personas puedan tomar las decisiones correctas para ellas y sus familias.  SC Johnson tiene cuidado de utilizar ingredientes con alérgenos que afectan a la piel únicamente en cantidades tan pequeñas que sería muy poco probable generar una nueva alergia de la piel o desencadenar una reacción alérgica de la piel. Sin embargo, de manera similar a lo que ocurre con las personas que tienen alergia a los alimentos, para aquellos que tienen alergias de piel preexistentes, saber qué ingrediente en particular se utiliza puede influir en la elección del producto.

  • Puede resultar difícil desarrollar un producto de limpieza que sea efectivo y que no contenga alérgenos para la piel. Lo importante es que nuestros productos de limpieza no deberían causar ni inducir reacciones alérgicas cuando los productos se emplean como se indica.

  • Aunque los ingredientes son utilizados en niveles que no deberían provocar una reacción, si se produce una, suspenda el uso del producto y comuníquese con médico.

  • Los científicos, los reguladores y la Unión Europea están de acuerdo en que es poco probable que una dosis de ingrediente inferior a 0.01 por ciento pueda causar una reacción en productos que se enjuagan. Esta nueva iniciativa sobre la transparencia revelará alérgenos para la piel hasta el 0.01 por ciento, el mismo estándar que en la Unión Europea.

  • Los consumidores nos dicen que les encantan las fragancias, ya que hacen especial a un hogar. Pueden darle frescura al aire o crear ese ambiente a recién limpiado que muchos quieren. También fabricamos productos sin fragancia para aquellas personas que los prefieren, pero la mayoría de nuestras pruebas indican que a la mayor parte de las personas les gustan los productos domésticos con fragancia.

  • Aunque la paleta de fragancias de SC Johnson tiene cerca de 1300 ingredientes, es importante recordar que hemos excluido otros 2000 ingredientes de uso común porque no cumplieron con las normas de SC Johnson. Una fragancia típica a base de aceite puede tener hasta 50 ingredientes diferentes; una fragancia compleja puede combinar entre 50 y 200. Una paleta con 1300 opciones les da a nuestros perfumadores mucha libertad creativa para que puedan desarrollar las fabulosas fragancias que usted espera.

  • Como compañía familiar, no hay nada más importante para nosotros que la salud y la seguridad de las familias que usan los productos de SC Johnson. Esta razón es porque fuimos una de las primeras compañías en poner la información específica de los ingredientes a disposición de nuestros consumidores y porque seguimos comprometidos con una comunicación transparente con los consumidores acerca de los ingredientes presentes en nuestros productos. Trabajamos duro para seleccionar ingredientes en los que puedan confiar las familias, evaluando su impacto en el medioambiente y en la salud humana. Para conocer todo nuestro punto de vista sobre la divulgación de ingredientes y fragancias, haga clic aquí.

  • En el mundo actual, con frecuencia nos dicen que siempre debemos usar cosas naturales. Desde los alimentos hasta la ropa y otros productos, el concepto es que los ingredientes naturales pueden ser más sanos o ayudar a preservar los recursos y el medio ambiente. Sin embargo, por sorpresivo que pudiera parecer, no siempre es así. De hecho, las contrapartes sintéticas con frecuencia no son más tóxicas que sus contrapartes naturales.

    Un ejemplo es el d-limonene, presente en muchos materiales de fragancias naturales y componente de la cáscara de los cítricos. El d-limonene puede causar alergias de la piel y ser tóxico para organismos en las vías acuáticas, dependiendo de la dosis. Muchos ingredientes de las fragancias naturales presentan el mismo peligro. De hecho, la cantidad de d-limonene en una cáscara de naranja es suficiente para obtener una clasificación de “Perjudicial” como peligro de alergias en la piel en la Unión Europea, Y un símbolo de “árbol muerto y pez muerto” por ser peligroso para el medioambiente. Estas son las mismas leyendas requeridas y exhibidas en las etiquetas de muchos productos domésticos que utilizan d-limonene sintético.

    Entonces, ¿debe evitarse por completo el uso de materiales de fragancias naturales? No, pero tampoco debe evitarse el uso de ingredientes sintéticos con perfiles similares o incluso mejores. Mientras un ingrediente de fragancia se utilice en una concentración apropiada en un producto, no debe haber problemas al usarlo. Lo mismo sucede con los ingredientes naturales o sintéticos.

  • Sabemos que utiliza nuestros productos cerca de las personas, las mascotas y las cosas que quiere. Por esa razón, trabajamos arduamente para evaluar nuestros ingredientes, basándonos en parte en su impacto en el medioambiente y la salud humana, y los comunicamos de manera abierta. Todos los productos SC Johnson rotulados como “sin fragancia” o “libre de fragancia” no contienen ingredientes de fragancia o aroma. En una cantidad limitada de productos rotulados como “sin aroma”, se utiliza una fragancia formulada especialmente para neutralizar cualquier olor que resulte de la composición de ingredientes del producto, a fin de que el producto no tenga aroma. Para obtener más información, visite la sección Fragancias de este sitio.

  • Diseñamos nuestros productos para cumplir con todas las leyes y reglamentaciones vigentes, incluidos:

    • El Código de Protección y Defensa del Consumidor, que regula las relaciones entre los proveedores y los consumidores, prohíbe publicidad falsa o engañosa y protege los derechos e intereses de los consumidores.
    • La Ley de Represión de la Competencia Desleal, que establece normas para las empresas con respecto a la publicidad y otras actividades comerciales, y prohíbe la competencia desleal.
    • Leyes sobre pesticidas, biocidas y desinfectantes que regulan los desinfectantes, pesticidas y otros productos para el hogar, y que rigen su aprobación y renovación de registro ante la Dirección General de Medicamentos, Insumos y Drogas o DIGEMID.
    • El Sistema Armonizado de Clasificación y Etiquetado de Sustancias Químicas (GHS) de la ONU.
    • Lineamientos de la OMS y la FAO que abarcan productos pesticidas, emitidos por la Organización Mundial de la Salud y la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación.
    • Así como otras regulaciones correspondientes a productos o tipos de productos específicos.

  • Se trata de nuestro programa de selección de ingredientes. Nuestro programa Greenlist™ se creó en 2001 para ayudarnos a producir los mejores productos posibles al mismo tiempo que protegemos la salud de las personas y el medio ambiente. 

    Incluye un proceso de evaluación en cuatro pasos al que se somete cada ingrediente para paliar cualquier posible impacto sobre la salud de las personas y el medio ambiente, con el fin de ayudar a los desarrolladores de producto a seleccionar los mejores ingredientes para nuestros productos. Todos los ingredientes que examinamos son de uso legal y son utilizados habitualmente por otros fabricantes. No obstante, tomamos medidas adicionales para evaluarlos conforme a nuestros requisitos, que presentan una exigencia mayor.

    El programa Greenlist™ se basa en un interés constante y riguroso para recopilar los datos más relevantes en cuanto a los ingredientes y a su posible impacto. Ha sido revisado por numerosos expertos a lo largo de los años, incluida la nueva evaluación de expertos realizada en 2017.

    El programa SC Johnson Greenlist™ puede consultarse aquí.

  • No necesariamente. Los remedios “naturales” o caseros no son necesariamente más seguros, eficaces o con menos alérgenos. De hecho, muchos productos naturales no se someten a pruebas científicas, o éstas son muy limitadas, en comparación con los rigurosos estudios toxicológicos que compañías como SC Johnson requieren para las fórmulas de sus productos.

  • Los colorantes, conservantes y fragancias ofrecen beneficios valiosos. Los colorantes pueden ser una importante pista visual que le ayuda a saber que está utilizando el producto que quiere. En el caso de productos como velas, los colorantes pueden ayudar a combinar un color con la decoración de su hogar. Los conservantes evitan el crecimiento de microbios mientras los productos están en los anaqueles de las tiendas o en el hogar, lo que ayuda a los productos a durar más y funcionar mejor, sin descomponerse. Por último, muchas personas asocian una fragancia fresca con un hogar limpio y acogedor, y buscan de manera específica nuestros productos para obtener este beneficio adicional.

  • El d-Limonene es una fragancia esencial destilada del aceite extraído de las cáscaras de cítricos. Muchas de nuestras fragancias contienen pequeñas cantidades de d-Limonene. Hay ciertas inquietudes sobre el uso de d-Limonene, ya que en ocasiones puede provocar sensibilidad de la piel o alergias por contacto. El d-Limonene es uno de los 26 alérgenos de la UE, una lista de componentes comunes en fragancias que podrían causar reacciones cutáneas en personas alérgicas a esos materiales.

    Sin embargo, de conformidad con las normas de la IFRA, exigimos que los ingredientes de fragancias se utilicen únicamente en concentraciones que se haya comprobado no provocan reacciones alérgicas en personas que no son sensibles a dichos materiales. Además, si lo exigen las leyes, el uso de d-Limonene se declara claramente en la lista de ingredientes de la etiqueta del producto relevante.

  • Los éteres glicólicos son una familia de ingredientes. Aunque se ha demostrado que algunos éteres glicólicos causan daños reproductivos, no es así con toda la familia de ingredientes. SC Johnson ÚNICAMENTE permite fragancias con éteres glicólicos que cumplan con los  estándares de la IFRA (Asociación Internacional de Fragancias) y con nuestros estándares de SC Johnson. 

  • Los parabenos son una familia de conservantes utilizados ampliamente en cosméticos. Algunas de nuestras fragancias contienen pequeñas cantidades de parabenos para preservar la fragancia y la fórmula. Aunque un pequeño número de personas tienen alergias a los conservantes, estos tienen una función importante. Sin ellos, muchos de los productos no durarían más de una o dos semanas antes de contaminarse con bacterias, hongos o levaduras. Por lo tanto, consideramos que tiene sentido añadir conservantes en la menor cantidad efectiva posible. Solo usamos parabenos que cumplen con los estándares de la IFRA (Asociación Internacional de Fragancias) y los estándares internos de SC Johnson.

  • Los ftalatos son una extensa familia de ingredientes que tienen muchos usos. Nuestra paleta de fragancias no incluye ftalatos. En 2008, comenzamos a exigir que nuestros proveedores dejaran gradualmente de utilizar ftalatos en las fragancias que suministran para los productos SC Johnson.

  • Durante muchos años, el almizcle para fragancias se extraía de glándulas del ciervo almizclero. Sin embargo, en décadas recientes, los almizcles sintéticos han sustituido a los naturales por razones éticas y económicas. Los almizcles policíclicos y los nitroalmizcles son dos tipos de almizcles sintéticos. Las fragancias de SC Johnson no utilizan nitroalmizcles, pues se les ha vinculado con problemas reproductivos. Sí empleamos almizcles policíclicos (por ejemplo, Galaxolide y Tonalide), que son de uso común en productos domésticos y cosméticos y no están clasificados como tóxicos o bioacumulativos, lo que significa que, a saber, no se acumulan en el medioambiente.

    Dicho esto, algunos estudios recientes han detectado estos almizcles policíclicos en muestras de sangre y leche materna. Cuando vemos nueva información, como esta, redoblamos los cuidados en el análisis del ingrediente, pero aún no hemos encontrado indicios científicos de los efectos adversos de los almizcles policíclicos en los niveles presentes en nuestras fragancias. Tal como sucede con todos nuestros ingredientes, si surge nueva información científica sobre los almizcles policíclicos, evaluaremos la ciencia y haremos los cambios que resulten apropiados en nuestra paleta de fragancias.